Cádiz

Al sur de la Península Ibérica, en el extremo sur occidental de Europa, bañada por el Océano Atlántico, próxima al Estrecho de Gibraltar y muy cerca de África, se encuentra la trimilenaria ciudad de Cádiz que acoge en su casco histórico un variado y valioso patrimonio forjado fundamentalmente a partir del siglo XVII

   Esta situación determina su magnífico clima: la temperatura media anual es de 20º, sólo perturbado cuando sopla el viento de Levante, que la ha marcado a través de su historia. Cádiz disfruta de 3.000 horas de sol al año y muy pocos días de lluvia (unos 74 al año). Esta luz y ese sol que la caracterizan, marcan el carácter de su gente: simpáticos y amables por naturaleza. El mar ha sido otro de los grandes protagonistas en la historia de la ciudad de tal manera que éste se encuentra rodeando la ciudad casi en su totalidad.

   La combinación de factores climatológicos, monumentales, culturales, naturales y sociales convierten a la ciudad en una realidad escenográfica única.

   La ciudad de Cádiz se halla a los 36º 27’ latitud Norte y a los 6º 17’ de longitud Oeste con 12,1  Km2 de extensión,Cádiz dispone de un término municipal que se estructura en tres grandes áreas:

  • El Casco Antiguo, que comprende los límites históricos de la ciudad del siglo XVIII. Es la parte más sólida geológicamente hablando, y de mayor amplitud con relación al conjunto de la isla gaditana.
  • Puerta Tierra o ensanche producido entre los años 50 al 60, donde 
  • sólo existían pequeños arrabales del siglo XIX, ocupando la parte norte del istmo, cuya área seca se amplió hacia la Bahía mediante rellenos importantes, sobre los hoy en día se asientan barriadas populares e instalaciones industriales.
  • Por último, la parte más estrecha y frágil: un fino tómbolo arenoso que constituye la parte sur del término municipal.

CINCO PUNTOS CLAVE DE LA CIUDAD DE CÁDIZ.

  • Su historia

Desembarcar en Cádiz es entrar en una ciudad con 3000 años de historia Desde los Fenicios hasta los Romanos, pasando por Cartagineses y Árabes, todos estos pobladores aportaron a la Isla que es Cádiz su impronta, su acervo cultural, consiguiendo que en la actualidad, Cádiz ofrezca en un pequeño reducido espacio una importante gama de lo que fueron esas culturas. A cada paso, todo nos recuerda su milenario pasado. Su casco antiguo es considerado un conjunto histórico y artístico con barrios típicos como la Viña, Santa María y El Pópulo.

 

Pero lo que más se recuerda en un paseo por sus calles es el papel que jugó Cádiz en 1812, cuando se constituyeron las Cortes Generales y fue proclamada la Constitución Española. Este acontecimiento se puede revivir en la fachada del Oratorio de San Felipe y, sobretodo, en el magnífico monumento a Las Cortes de la Plaza de España.

Toda esta historia, se puede conocer a través de las 4 rutas que recorren el Casco Antiguo:

  • Ruta del Recinto Medieval y Puerta de Tierra:
  • Ruta de Castillos y Baluartes:
  • Ruta de Cargadores a India:
  • Ruta de la Constitución gaditana:
  • Recursos Naturales

La ciudad cuenta con dos zonas de playas: una en el Casco Antiguo y otra en la zona moderna, situada al otro lado de Puerta Tierra. Todas ellas suponen una extensión de 8 kms de playa, estructurada de la siguiente manera:

Playa de la Caleta: playa gaditana por naturaleza. Es mucho más que un balcón privilegiado para disfrutar de las más bellas puestas de sol del sur de Europa, recortado y flanqueado por la majestuosa  silueta de sus dos castillos: San Sebastián y Santa Catalina.

Playa de Santa María del Mar: conocida como “la playita de las mujeres” por ser donde éstas disfrutaban de los baños en la antigüedad.

Playa de la Victoria: 2,5 kms de playa de arena fina y dorada y de aguas cálidas y limpias, catalogada como una de las más bellas playas urbanas del sur de Europa.

Paya de Cortadura: 3,9 kms de playa que conservan casi intacta su fisonomía natural y que transcurre a lo largo de la carretera que une Cádiz y San Fernando, de la que la separan dunas naturales que le dan un aspecto salvaje.

  • Su gastronomía:

La variedad culinaria viene marcada por la tradición  y por su historia trimilenaria. La diversidad de culturas que han convivido  a lo largo de su historia, han hecho de Cádiz una tierra rica en gastronomía, destacando los productos procedentes del mar.

  • Su comercio:

La tradición  comerciante de Cádiz, que marcó su época de apogeo en el siglo XVIII, se ve perfectamente reflejada en los comercios de la ciudad. Es un placer recorrer sus calles empapadas de historia y visitar sus tiendas, todo ello agrupado en una zona fácil de recorrer en un cómodo paseo.

  • Su fiestas:

Pero al igual que en otros lugares de España, en Cádiz también se mezcla lo profano y lo religioso, celebrándose  en febrero “Los Carnavales”, la fiesta 

gaditana por excelencia, donde gaditanos  y visitantes se echan a la calle para celebrar la fiesta más colorista, auténtica y participativa de cuantas en Cádiz se celebran; y en abril  la  “Semana Santa”, dónde las calles del casco antiguo se convierten en el escenario de la representación de la Pasión de Cristo, además de estas 

fiestas, la actividad 

cultural es incesante en la ciudad a lo largo de todo el año: el Festival Internacional de Folklore Ciudad de Cádiz, el Festival Iberoamericano de Teatro, la Muestra Cinematográfica del Atlántico:“Alcances”, el Festival de Títeres, los Jueves Flamencos, etc. Toda una vida cultural que no deja un solo día sin ofrecer una alternativa para salir a la calle a disfrutar gracias a un clima que siempre acompaña.

 

Por todos estos motivos, la ciudad de Cádiz se consolida como ciudad y destino turístico de calidad, esforzándose para que en el 2012, año en el que se celebrará la conmemoración del Bicentenario de la Constitución, Cádiz se convierta en la Capital Iberoamericana de la Cultura, además de albergar la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno  de 2012y 25 Asamblea General del Consejo de Municipios y Regiones de Europa, actos que situarán a la ciudad como un referente turístico mundial.

GTranslate

Spanish English German